martes, 5 de marzo de 2013

DIA 2: LUNES: ¡ESQUIANDO POR FIN!

¡Por fin llego el primer día de esquí!... El tiempo no acompañaba en exceso, estaba algo cubierto el día, pero lo hemos pasado pipa. Tras los nervios de la mañana con el desayuno tempranito y la tensión para que no se nos olvidara nada para subir a pistas ni nos hemos enterado que ya estábamos en el llano de Ampriu, formados y haciendo los grupos de nivel del esquí. Cada uno hemos hecho nuestros pinitos con las tablas y los palos y las 2 primeras horitas de cursillo han llegado a su fin casi sin darnos cuenta. Enseguida nos han dado de comer y después de medio rato de hacernos unas bajaditas con los profes hemos cogido la tercera hora de cursillo con unas ganas locas de demostrar al monitor lo aprendido por la mañana.
Con el tiempo ya algo decaído nos hemos quitado de encima el material de esquí y nos hemos bajado al hotel para “descansar” un rato y realizar la actividad-taller con los monitores. Tras la cena ha llegado el momento de subir a las habitaciones y preparar el equipo para el día siguiente, no sin antes “pasillear” u rato entre habitaciones para comentar detalles con los compis o para hacer alguna pequeña trastada…
Hoy el toque de queda ha sido un poco antes, el cansancio del primer día pasa factura, y a las 11 creo que no oía una mosca por los bulevares en los que se han convertido estos benditos pasillos. Solo les faltan un par de top-mantas vendiendo cd´s y ya es como el paseo independencia un domingo en hora punta….
Para vuestra tranquilidad todos los niños/as están perfectamente, una tripa suelta sin más importancia y una caída que no parece ser mayor problema para esquiar de nuevo el miércoles.
Una cosa importante: el martes día 5 y el miércoles día 6, el horario de llamadas varía debido a que la actividad de escalada programada empieza a las 18.00. Por tanto tenéis desde las 5 a las 6 para contactar con el grupo.
Nada mas, mañana el tiempo no lo dan nada bueno, ¡¡¡veremos que podemos hacer!!!
Un abrazo






















































1 comentario:

  1. Sólo hay que ver sus caritas de alegría

    ResponderEliminar